0
THE ÑUS

ABURRIMIENTO Y NIÑOS

23 octubre, 2018
“ Chicos, vestiros que nos vamos a comer por ahí?”
“ ¿Con quién vamos?”
“ Vamos nosotros solos”
“ Jope, ¡vaya aburrimiento! ¿no viene ningún amigo?”.
“ No, todos tienen planes”
“ ¡Entonces yo no voy!”.
“ Ah! ¿y te quedas solo en casa?”.
“ No. Voy a casa de güelita”.A partir de ahí puede pasar de todo.

1.- Que cedas, hables con las abuelotecas y termines marcándote una comida romántica y tranquila con tu pareja.
2.- Que no cedas y termines en un restaurante lleno de castillos hinchables y pistas de futbol y tus 2 ñus se hayan olvidado de que llegaron “sin amigos”.
3.- Que no cedas y termines en un restaurante lleno de castillos hinchables y pistas de futbol y tus 2 ñus estén sentados en la mesa soltando el me aburro de turno, 5 veces por minuto.
y 4.- Que no salga de casa ni dios.

Ante estas opciones, mi familia siempre amenaza con la 1, la 2 y la 3 se repiten indistintamente, y nunca hemos vivido la 4.
Somos así de vividores.

A mi personalmente, el me aburro, me encanta y me aturde a partes iguales.
Me encanta porque de manera automática suelto una frase de madre que me flipa: “Pues compra un burro”.
Pero me aturde, porque me hace pensar en algo que ya decía Aerosmith:

There’s something wrong with the world today… concierto Livin´on the edge concierto

Niños sobreestimulados, con tardes organizadas a diario. Sin tiempo real para aburrirse.
Delincuentes con juguetes por doquier, que terminan por perder el interés hacia todo lo que les rodea.
Adictos a las tecnologías, que pierden la capacidad de poder entretenerse con pinturas o peor aún, con otros niños.
Y tristes plastas que se aburren a los 2 segundos de no estar haciendo algo.

Para suavizar la culpa, si alguien la ha sentido ya, estoy segura de que nosotrxs también hemos atormentado a nuestros padres con esto del me aburro. La diferencia es que antes la única respuesta posible era la de comprar el animal mencionado, y ahora les solucionamos el percal con tardes a tutiplén y cumpleaños troyanos. Y es ahí, cuando sin darnos cuenta, paralizamos el funcionamiento de la creatividad de nuestros ñus.

¿Qué podemos hacer entonces para solucionarlo?

RECOMENDACIONES PARA COMBATIR EL ABURRIMIENTO INFANTIL:

1.- Permitirles tener horas desocupadas. Juego. Libre. No dirigido. Sin aditivos. Sin planes.
2.- Disminuir la compra de juguetes prefabricados e inútiles. Un simple vaso y una servilleta, son un caza moscas profesional.
3.- Asumir que si hay más niños, tienen que apañarse y JUGAR. La consola no es una solución en sí misma.
4.- Y si no hay más niños, pues igual. ¡A buscarse la vida!. Y si hay que aguantarlos en la mesa…pues se aguantan y punto.
Porque la mejor recomendación para combatir el aburrimiento infantil es justamente la 5.-

 

DEJAR QUE SE ABURRAN.

Y lo dice la que hace una semana ha inaugurado en esta web el espacio de Planes con niños … jajaja

Vosotros ¿Qué creéis?
¿Estamos generando una invasión de niños sobreestimulados y de padres que olvidan lo necesario que es el aburrimiento?.

¡Venga! Espero vuestros comentarios aquí, en Facebook o en Instagram
Hastag: #aburrirseesbien.

¡¡¡ Somos modernaaaaaassss!!!!

Aburrimiento niños pequeños

Aburrimiento niños pequeños

    Dejar una respuesta

    diecisiete + 16 =

    Instagram

    Instagram

    Instagram

    Follow Me!