0
THE ÑUS

EL RATONCITO PÉREZ Y OTROS SERES DE FICCIÓN

19 diciembre, 2017

 

Hace unas semanas, mi ñu mayor se acercó al sillón y me dijo:
Mami, escribe “Hola Bruno” con esa letra que tenemos que hacer para el cole”.

Obediente e ILUSA de mi, cogí el boli y el papel que me tendía con su manita, y escribí: “Hola Bruno”.
Orgullosa de mis trazos de letra ligada, y satisfecha por haber dejado de coser el botón para hacer algo que mi hijo me estaba pidiendo con especial interés, se lo di en cuanto terminé.

Fue entonces cuando vi su cara de horror…

“ ¡Lo sabía!, ERES EL RATONCITO PEREZ”.
“ Eh?”
“ Mira, esta libreta me la trajo el ratoncito ¡¡ y es tu letra!! ¡¡ eres tú!! ¡¡ eres tú!!”.
“ ¡¡ Bruno por favor!! ¡¡¿ Tú me ves cara de ratoncito?!! ¡¡¿ Crees que tu madre tiene tiempo para eso?!! ¡¡ Hombre por favor!! ¡ Anda vete a jugar y déjate de tonterías!”
* ( Joderrrrrrr….joderrrrrrr…..joderrrrrrrr…….¿ pero yo por qué no seguí cosiendo el puto botón…?)

No sé si mis aseveraciones fueron creíbles, o si mis ademanes de nerviosismo y de mala leche, terminaron de convencerle, pero se fue y nunca más me volvió a preguntar.
Asegurándome de que no me viera, cogí la dichosa libretita del ratoncito, y la escondí en un cajón de mi escritorio. Os juro que no me la comí de milagro.

Mis sensaciones después del show fueron curiosas:
Me arrepentí de haber reaccionado gritando.
Me convencí de que de no haberlo hecho, me hubiera pillado con toda la pesca.
Me pregunté si tendría que haberle dicho la verdad.
Me entristecí al pensar que cada vez falta menos para que llegue ese día.
Me emocioné al darme cuenta de que mi ñu creyó mi mentira.
Me enamoré de su inocencia, una vez más.
Y me acojoné, porque después de descubrir al puto ratoncito roba-dientes…¡¡¡irían el de rojo y los Reyes Magooooos!!! AUXILIOOOOOOOOO

Desde aquella tarde y viendo las fechas que se avecinan, me he comprometido conmigo misma a:
1.- Huir de Papas Noeles con barbas falsas y Baltasares “bochornosos”.
2.- Bajar los regalos al trastero, sea la hora que sea.
3.- Sacar mi vena informática para las cartas de los Reyes.
4.- No hablar en clave delante de ellos, (parecemos imbéciles).
5.- Y disfrutar de ser niños por un día.

Cuando le conté a mi marido toda la movida con la dichosa libreta, no daba crédito. Fui a rescatarla de su escondite para enseñársela, y no estaba. La busqué como una loca pero nunca la encontré. Paradero desconocido.

¿ Quizás el ratoncito vino a por ella para proteger su leyenda?.
¿ Quizás mi ñu la guardó para seguir investigando mi and ortográfico?.
O ¿ quizás…¡¡me la comí de verdad!!?

Madre mía, madre mía, prefiero no pensarlo. Sigo sin saber qué hubiera sido lo correcto, pero sí sé lo que quiero para mi familia, y haré todo lo que sea necesario para conseguirlo.

Todo, ¡TODO!.

Dentro vídeo:

Gracias Celeste Barber por grabar este vídeo por mí, sin duda eres de la banda.

Y tú, ¿ pelearías así por seguir guardando el secreto a tu alrededor, o eres de las que prefieres no alargar más la mentira?

    Dejar una respuesta

    17 + doce =

    Instagram

    Instagram

    Instagram

    Follow Me!