0

NOSOTRXS

Suscripción al Boletín de Noticias de La Banda

La Historia de Las Mamis Rockeras Nunca Duermen, es en alma, tu historia.
Sobre todo si andas como pollo sin cabeza por la vidate aburren las historias perfectas de tu alrededor y te gusta la música.

A los 30 años y de esto hace 16 (la suma te la dejo a ti), recién casada, empecé a trabajar como delegada comercial de un importante Laboratorio Farmacéutico de Cosmética.
Era la responsable de ventas en Asturias, León y Ponferrada. Me comía el mundo.
3 años más tarde, nace mi primer hijo y cuando todo parecía estar bajo control (sentimientos de culpa a parte), me quedo de nuevo embarazada y es el mundo el que me come a mí…

No llegaba a nada y me faltaba todo. Empecé a mal-dormir y curaba mi insomnio a golpe de música y escribiendo textos para mis amigas, con las tontería del día. Modo desahogo, ya sabéis:

                                    «Lo harta que estaba de las madres perfectas del cole,
                                        que me había presentado en una farmacia sin peinar
                       y que habíamos cenado salchichas al microondas, por segundo día consecutivo».
                                                       (Los clásicos que nunca mueren)

Les hacía tanta gracia lo que leían, que me “obligaron” a que lo publicara en Facebook. 
El nombre del perfil, el que intuís: Las Mamis Rockeras Nunca Duermen. Después de todo, esa era yo.

Entre tanto y agobiada por el trabajo de fuera y de dentro de casa, empecé a correr. 
Parece de coña, ¿eh?. Pues así fue. 
Yo, que aeróbicamente soy nula, me calcé unas zapatillas y aunque en los primeros 4 minutos casi entro en paro cardiaco, respiré…¡y SEGUÍ!.

El running me dio paz y me brindó tiempo para mí. Sola. Sin hablar. Sin móvil. Sin niños.
Llegó mi primera carrera de 5 Km,de 7Km, la de 10 km. Volví a sentirme IMPARABLE.

Me enfrenté a los 21 km en Londres, en bragas, con mi lista favorita de clásicos cañeros y con una camiseta que llevaba impreso el logo del perfil del Facebook. 
Colgué una foto …¡y la gente se volvió loca!

Primero porque la camiseta y las bragas, causaron furor y segundo, porque mi culo grande y lento, se había atrevido a correr alrededor del Buckingham Palace, sin complejos y con un claro grito de guerra: 

                                          “ Soy mujer, soy madre, no sé hacer lentejas
                             pero estoy aquí y voy cruzar esa meta #enbragasyaloloco
”.

Y la crucé. Casi muero, pero fue un subidón total. Puedes verlo aquí (prohibido usar el zoom, eh?)

Y es que con el jaleo de la maternidad, del curro, de la casa, etc, etc… me di cuenta de que sólo tachaba las tareas físicas pendientes e iba dejando de lado las realmente importantes. 
Tras muchas semanas de rollos mentales y de acojones varios, nos lanzamos:
Solicito la reducción de jornada y… ¡¡de cabeza al maravilloso mundo del paro!!

De mano se me vino el mundo encima, luego pensé que tenía entre mis manos una oportunidad única:

                                                            DARLE ROCK´N´ROLL A MI TIEMPO 

Durante 1 año, devoramos toda la música que pudimos: Queen, Beatles, Rosendo, Nirvana, Bruce, Hombres G, Bob Marley, Guns´n´Roses, Bon Jovi…(mi miedo al reggeaton crecía por segundos).
Con ese hilo musical, hicimos recetas de bizcochos que nunca subieron, odié el Monopoli con todas mis fuerzas y pusimos la casa patas arriba. También «sufrí» horas de parque, la que más.
Me perdoné como madre y me reconforté como mujer.

Una tarde encontré por casualidad, un papel escrito por mi hijo pequeño.
Tenía 5 años y ponía textualmente:

                                                            » Mi canción favorita es ZANDER«

Tardé en reaccionar y en entenderlo 3 segundos.
Probablemente los 3 segundos que cambiaron nuestras vidas. 
Y al mismo tiempo que me moría de la risa, pensé:
                                               
                                               «Lo conseguí. ¡¡¡ Les gusta ACDC!!! Bye, bye Maluma»

Me hice una camiseta para mí, como recuerdo sentimental y al comprobar, que cuando la gente entendía la historia de nuestra versión spanglish del Thunderstruck, siempre despertaba sonrisas (incluso carcajadas!) se me encendió la bombilla, porque ninguna otra camiseta de mi armario (y te aseguro que tengo muchas…) TRANSMITÍA ESE BUEN ROLLO.
*(Ahora mismo, pagaría por reencontrar ese papel, pero tan bien lo debí de guardar, que ahora no lo encuentro. En mi línea).

El 14 de Junio del 2018, registré la marca y abrí la Tienda Online de Las Mamis Rockeras Nunca Duermen. 
Aquí podrás encontrar los grandes títulos de los clásicos del Rock´n´Roll, escritos por mis hijos.
Como ellos creen que se escriben en inglés o como a mi me escuchan cantarlos (creo que más bien es lo segundo)…

A mi me sirve para que escuchen música que quiero que conozcan y a ti te harán sonreír cada mañana como nunca antes lo hiciste poniéndote una camiseta.
Ni que decir tiene que te invito a que repases la lista de tus colegas, porque seguro que te soluciono los cumpleaños y demás fiestas, de toda su vida. (¿Cuánto me amas? jajaja )

Los Viejos Rockeros Nunca Mueren y nuestras camisetas…¡tampoco!

Mucho, Rock&Lof