0
PLANES CON NIÑOS

PLANES CON NIÑOS: CASCADAS DE ONETA

20 octubre, 2020

A veces lo que más cerca tenemos, es lo que nunca hacemos.
¿ Os pasa a vosotrxs también? Imagino que es un «mal» generalizado…

Nosotros teníamos este plan pendiente desde los siglos de los siglos, pero un día por otro, un año por otro, nunca conseguíamos tacharlo de nuestra lista de cosas que hacer con los ñus.
No hay nada como una campaña de auto-confinamiento, ganas de estar al aire libre sin mascarilla (cuando no coincidíamos con gente) y la amenaza de que acabemos en casa de nuevo, para que nos entraran las ganas de esparcer y largarnos a una excursión que nos encantó.

Puede ser un Plan con Niños perfecto y en esta época ¡todavía más!, así que… ¡a caminarrrrrrrrrrr se ha dicho!.

Con todos ustedes:  Las Cascadas de Oneta, declaradas Monumento Natural por el Gobierno del Principado de Asturias.
Punto de referencia para numerosos visitantes y por fin, también para nosotros.

 

LAS CASCADAS DE ONETA

 

Se encuentran en la aldea que lleva el mismo nombre y que pertenece al municipio de Villayón (aproximadamente, a 25 minutos por carretera desde Navia).

El acceso en coche es bueno y puedes dejarlo aparcado sin problema, justo donde se inicia y donde acaba la ruta (una ventaja para los que vamos con niños).
La distancia a las cascadas desde ese punto es de unos 1500 metros, por lo que el recorrido de ida y vuelta es de 3000 metros. Matemática pura y dura.

El conjuntos de cascadas, está formado por 3 saltos de agua sobre el río Oneta, que se llaman: Firbia, Firbia de abajo o Ulloa (no me quedó claro) y Maseirúa.

En media hora más o menos, llegamos a la primera cascada, la más accesible y con un salto de agua de entre 15-20 metros que resulta espectacular tanto para los más peques como para los adultos.
Las aguas cristalinas, las rocas que rompen el agua, la vegetación, ¡todo el entorno en sí mismo! es una maravilla. Nos tiramos un buen rato sacando fotos e investigando los alrededores. Merece la pena.

En llegar a la segunda cascada tardamos unos 15-20 minutos, el camino sigue siendo fácil, aunque no tanto como el del primer tramo. Obviamente la sensación de dificultad puede empeorar, si no se lleva el calzado adecuado o si ha llovido mucho los días anteriores, porque es en pendiente y puede estar embarrado, pero aún así, os aseguro que nuestros ñus lo hicieron sin problema y siempre con ganas de más (en su línea…).
*Nota importante: mis hijos tienen 11 y 8 años respectivamente.

Nosotros no los dejamos porque no llevábamos ropa de cambio y porque no hacía temperatura para ello, pero hay gente que aquí se baña…¡ahí lo dejo! (jajaja). Yo omití esta posibilidad delante de los ñus por salud mental, ya sabéis como funciona esto…

A la tercera cascada ya no llegamos.
De hecho no es recomendable con niños, pero ahí cada uno conoce mejor que nadie sus límites y los de su familia. Así que si alguien lo ha hecho o se anima a hacerlo, que me cuente y añado a este post sus sensaciones! ¡Prometido!

Resumiendo: Las Cascadas de Oneta son un plan perfecto cuando no sabes «qué hacer con niños en Asturias».
Una ruta lineal, porque vas y vuelves por el mismo camino.
Perfecta para iniciarse en esto del senderismo infantil y eso sí, bajo mi punto de vista, no adaptada para ir con sillas o carritos de bebé.

Espero daros alguna idea para este fin de ¡o para cuando sea! Después de todo, siempre nos quedará, tener cosas pendientes y la liberta de soñar con planes diferentes.

Mucho ánimo a todxs  ¡¡y viva el barro!!
(* Y que cada unx lo interprete y lo use como quiera. Algo de marranismo nunca sobra)

 

COMENTARIOS DE OTRAS PERSONAS QUE HAN HECHO LA RUTA, POR SI OS PUEDEN AYUDAR:

Tamara Villar López: «Una pasada, pero los niños con cuidado.»

Marta Villar López: «Yo lo hice la semana pasada. La primera es fácil, la segunda tienda tramos un poco complicados con niños pequeños. Y la tercera no la vimos porque con las lluvias estaba cortado el paso.»

Victoria G Mencía: «Yo también la hice este fin de semana pasado. Mis hijos tienen 8 y 4 años y confirmo lo q comentaba Marta Villar López, la primera muy fácil, la segunda accesible, aunq aclaro q mis peques están acostumbrados a triscar por ahí, y la tercera tampoco pudimos llegar por el agua. Muy recomendable por lo fácil y lo bonitas q son.»

 

  • Reply
    Eva
    20 octubre, 2020 at 22:24

    Estuvimos este verano. Y en unos folletos e información de un blog que nos dieron en la finca donde nos alojábamos salía uno de tus ñus.
    Se me olvidó comentarte que ya sabía que habías estado.

    • Reply
      Las mamis rockeras nunca duermen
      21 octubre, 2020 at 11:54

      ¿qué me dices? jajajaja si es que donde vamos…la líamos!!!

Dejar una respuesta

diecinueve + dos =